Seleccionar página

La fascitis plantar es una inflamación de la aponeurosis o fascia plantar del pie. Pero, ¿qúe es la fascia plantar?

La fascia plantar es una estructura plana y fibrosa, formada por tejido conectivo, que se sitúa en la planta del pie. Tiene su origen en el calcáneo (hueso del talón), y llega hasta las falanges de los dedos. Su función principal es sostener el arco plantar y estabilizar el pie al andar, correr, estar de pie, etc.

La fascitis plantar es la principal causa de dolor en el talón y en el arco del pie, y provoca un gran número de casos de incapacidad laboral. Además, limita las actividades deportivas, de ocio y de la vida diaria.

Pero, en realidad, aunque su propio nombre indica que se trata de una inflamación (“-itis” es inflamación en griego), se trata de un proceso degenerativo de la aponeurosis plantar, que afecta en mayor medida a personas con pies planos, que pasan muchas horas de pie.

Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento, pero normalmente hay un episodio de sobrecarga que pone de manifiesto el dolor y la incapacidad. Normalmente el dolor se inicia en el talón, al apoyar el pie en el suelo, y puede irradiar por el arco del pie e incluso los dedos. El dolor es más intenso por la mañana, y tras periodos de reposo, y al empezar a caminar va disminuyendo poco a poco. Pero en fases avanzadas empeora con la actividad física. Además, hay una incapacidad para la dorsiflexión (andar de talones), y para levantar el dedo gordo del pie.

El tratamiento varía en cada caso, en función del mecanismo de lesión, el estado de la fascia, la localización del dolor y la actividad física de cada persona. Pero, fundamentalmente, debemos disminuir el dolor, mejorar la estabilidad del pie, fortalecer la musculatura que sostiene el arco plantar y, en general, la musculatura de las piernas.

En Fisioterapia María Peris, diseñamos un tratamiento individualizado para cada uno de nuestros pacientes:

  • Diatermia por radiofrecuencia (Symmed de Termosalud): para disminuir el dolor y mejorar la regeneración de la fascia
  • Estiramientos de la fascia, gemelos y sóleo: para mejorar la función y retomar la actividad
  • Fortalecimiento de la musculatura implicada: fundamentalmente del tibial posterior que es el principal músculo que sostiene el arco plantar
  • Estabilidad y fortalecimiento de piernas: para retomar la actividad física, evitar sobrecargas y recaídas

Cada caso diferente, no dudes en consultar cualquier duda, estaré encantada de ayudarte. Fisipterapia y salud en el corazón de Valencia.

WhatsApp ¿Hablamos?