Me duele la espalda cuando estoy de pie
Los músculos estabilizadores no son capaces de controlar los movimientos de las vértebras, lo cual irrita las articulaciones y terminaciones nerviosas causando el dolor de espalda al estar de pie

Me duele la espalda cuando estoy de pie

El otro día hablábamos de una lesión común durante las Fallas (y cualquier fiesta en general): el esguince de tobillo. Pues, hoy os quiero hablar del dolor de espalda que aparece al estar mucho tiempo de pie sin moverse, algo muy común estos días de Mascletà, Ofrenda, horas y horas viendo fallas.

La musculatura estabilizadora de la columna vertebral controla los movimientos de las vértebras para evitar lesiones en las estructuras de la columna. Cuando aparece una lesión o patología en la espalda, esta musculatura estabilizadora pierde progresivamente su función y se atrofia.

En grandes rasgos, podríamos dividir la musculatura de la espalda en dos grupos: músculos movilizadores, encargados del movimiento y el desplazamiento, y músculos estabilizadores, cuya función es mantener alineadas las estructuras de la columna para facilitar un movimiento adecuado evitando lesiones.

Por lo tanto, en un primer momento al estar de pie no suele aparecer el dolor porque la musculatura movilizadora se encuentra activa, pero conforme los músculos movilizadores se van agotando y dejan de contraerse, la musculatura estabilizadora no es capaz de realizar su función y empieza a doler la espalda.

Pero ¿por qué duele la espalda?

Pues, como hemos dicho, los músculos estabilizadores no son capaces de controlar los movimientos de las vértebras, lo cual irrita las articulaciones y terminaciones nerviosas causando el dolor de espalda. Se trata de un dolor sordo, de aparición progresiva que va aumentando de intensidad.

Y ¿qué podemos hacer para evitar este incómodo dolor de espalda?

En primer lugar, os dejo una serie de consejos para paliar las molestias al pasar mucho tiempo de pie:

  • Sentarnos cada cierto tiempo siempre que sea posible para dejar descansar a la musculatura.
  • Poner un pie en alto sobre un escalón o banqueta para descarga alternativamente un lado y otro de la espalda.
  • Separar las piernas para aumentar la base de sustentación, de este modo estaremos más estables, con el peso equilibrado y los músculos tendrán que trabajar menos.
  • Realizar una retroversión pélvica (gesto de “meter culo”) para quitar tensión a la espalda.

En segundo lugar, en Fisioterapia María Peris diseñamos protocolos de tratamiento y entrenamiento para la musculatura estabilizadora, con el objetivo de fortalecer la musculatura, estabilizar la espalda y reducir el dolor. Cada caso es diferente, pero los músculos a entrenar son fundamentalmente los erectores de la espalda y columna lumbar, y la musculatura abdominal y glútea.

No dudes en contactar conmigo si quieres más información sobre tu caso en particular.

Fisioterapia y salud en el corazón de Valencia.

Deja un comentario

WhatsApp ¿Hablamos?