Seleccionar página

En entradas anteriores os hablé de “tendinitis” y tendinopatía. Definíamos tendinitis como una lesión que afecta al tendón, provocando inflamación o degeneración del mismo, y destacamos que actualmente se opta por el término tendinopatía, por la escasa capacidad de inflamación del tendón.

Hoy vamos a centrarnos en la tenosinovitis de Quervain. Tenosinovitis es la inflamación de la vaina que recubre al tendón, en concreto, de la vaina de los músculos abductor largo y extensor corto del pulgar.

La causa más común de tenosinovitis de Quervain son los movimientos repetitivos del pulgar: como el uso del teclado o del ratón, o trabajos que solicitan continuamente al pulgar y la muñeca, como es el caso de las peluqueras. También puede estar provocada por microtraumatismos recurrentes, como en el tenis; o, por degeneración tendinosa o patologías inflamatorias como la artritis reumatoide.

Los pacientes refieren diversos síntomas que varían en intensidad según la actividad realizada y el grado de afectación:

  • Dolor e inflamación en la base del pulgar, que puede irradiar hacia el antebrazo.
  • Entumecimiento e hipersensibilidad en la zona de la muñeca y el pulgar.
  • Limitación funcional de las actividades de la vida diaria y la actividad laboral.

El tratamiento varía en cada caso, pero en líneas generales el primer objetivo es disminuir el dolor e inflamación, con antiinflamatorios y colocando una férula inmovilizadora, durante aproximadamente 3 semanas.

Si el dolor y la limitación persisten tras el tratamiento médico, el paciente debe acudir a un Fisioterapeuta.

En Fisioterapia María Peris valoramos al paciente con Tenosinovitis De Quervain, e iniciamos el tratamiento con la mayor brevedad posible, para retomar las actividades diarias, el deporte y el trabajo rápidamente. En primer lugar, trabajamos con técnicas manuales analgésicas, así como electroterapia y radiofrecuencia para reducir el dolor y la inflamación. Después, realizamos estiramientos suaves de la musculatura de la muñeca y el antebrazo, e iniciamos un programa de fortalecimiento de la musculatura implicada, para reforzar el tendón y mejorar su regeneración.

En futuras entradas os hablaré de los diferentes tipos de ejercicios que se recomiendan para el tratamiento de tendinopatías.

No dudéis en consultar cualquier duda que os surja: Fisioterapia y salud en el corazón de Valencia.

WhatsApp ¿Hablamos?